Programa de entrenamiento

SEMANA 05 – LA FORMA EN LAS SESIONES DE FUERZA

17 al 23 agosto

Asegúrate de correr con la espalda recta y la cabeza levantada, pero además de esto pon atención a tu braceo mientras corres. Exagera levemente tu braceo hacia el frente cruzando levemente tus muñecas frente a tu pecho y llevándolas hasta la altura de tu barbilla.

Cuando muevas tu brazo hacia atrás “jala” tus codos un poco más de lo que sería lo normal, de manera que el arco trazado por tus brazos al correr sea más amplio de lo que normalmente es. Es decir, realiza un braceo un poco exagerado.

El segundo punto de tu forma es exagerar levemente la elevación de tus rodillas en cada paso que des. Levanta tus rodillas en cada paso por arriba de lo normal, y trata que cada paso sea como un pequeño salto al desplazarte.

El objetivo de estos movimientos es provocar un esfuerzo extra al que corresponde a cada paso, de manera que los grupos musculares impulsores de tus piernas aprovechen lo mejor posible esta fase del entrenamiento.

Recomendación: Evita el uso de polainas en los tobillos. El tipo de esfuerzo que imponen no es natural, y el riesgo de lesiones aumenta de manera importante, además de que no se produce un beneficio adicional que valga la pena.